HISTORIA DE LA HOMOSEXUALIDAD EN LA ARGENTINA de Osvaldo Bazán







  • PARTE I: EL PECADO NEFANDO
  • La sodomía que "descubrieron" los conquistadores.
    • PARTE II: LA SANTA INQUISICIÓN
    • Colonia, evangelización y Organización Nacional.
    • PARTE III: LA INVENCIÓN DE UN PAÍS
    • En busca del argentino ideal.
    • PARTE IV: EL HIGIENISMO "CIENTÍFICO"
    • Los "invertidos" y la Generación del 80.

       
      ===========================================
    Acerca de "Historia de la Homosexualidad en la Argentina" (Versión original).  Textos publicados en la web del autor
      Estuve en Brasil y leí “Devassos no Paraiso” de Silvio Trevissan. Me impactó. Ahí Trevissan cuenta algunas historias de la historia de la homosexualidad en Brasil. Me dieron ganas de ver cómo había sido la historia acá, sabiendo que algunas cosas seguramente compartíamos. Constanza Brunet, que estaba dando sus primeros pasos con la querida editorial Marea, me llamó y me dijo si quería hacer un libro sobre la historia de la homosexualidad en la Argentina. Juntamos mis ganas y las suyas y me puse a investigar. Salió este libro lleno de asombro, porque asombro fue lo que me ocurrió investigando. No podía creer que hubiera tanto registro de la represión. Después entendí, lo que quedaba registrado era el castigo, porque era ejemplificador. Reprimían y querían que se supiera que estaban reprimiendo. Alguien me dijo que es la historia de la represión a la homosexualidad. No debe ser casual que la diversidad sexual se pueda contar desde su negación.
        Sabíamos con Constanza que la palabra “Homosexualidad” en la tapa iba a ser un inconveniente. Que muchos lectores no se animarían a pedir (¡en 2004!) a pedir este libro en las librerías. Surgió la posibilidad de llamarlo “Historia de la diversidad sexual” pero nos parecía que sería desmerecer un trabajo en el que creíamos. Hoy el libro sigue siendo material de consulta y puntapié para otras investigaciones. Me encantó aplicar las técnicas del periodismo a este libro. Son notas periodísticas que se suman y que describen 500 años de represión; todas juntas permiten armar el frizo político que aclara un poco las cosas. El poder siempre usó políticamente a la homosexualidad, creó un enemigo débil y aunó fuerzas en su contra. Lo hizo la iglesia decretando que la homosexualidad era un pecado. Lo hizo la ciencia cuando dijo que era una enfermedad. Lo terminó el estado cuando dijo que era un delito. Pecado, enfermedad, delito. Iglesia, ciencia, estado. De eso habla este libro, a través de decenas, centenas, miles de personas, algunas anónimas, otras no tanto, que vivieron como pudieron su diferencia.
        Acerca de la Edición Actualizada
        La versión original del libro ocupaba un período que culminaba en 2003, con la unión civil porteña. En la increíble noche del 14 de julio de 2010, mientras hurgaba por los pasillos del congreso, supe que la historia estaba cambiando irremediablemente. Que el libro que había escrito con ansiedad y asombro sólo seis años antes, envejecía y ya nada sería igual. Decidí entonces cumplir con lo que me había prometido la madrugada de 69 días antes, cuando me desperté y vi por youtube que el diputado Agustín Rossi había terminado su discurso citando el epílogo del libro: si la ley de matrimonio igualitario salía, escribiría una actualización que incluyese los años del cambio. Desde 2003 hasta 2010 sucedieron muchas cosas en el país, muchas cosas que permitieron la promulgación de la ley y el grito de tantas gargantas emocionadas: “¡Ya no somos ciudadanos de segunda!” . Recorrí entonces otra vez esos siete años, pero ahora con una mirada nueva, sabiendo el final de la historia. Descubrí, otra vez asombrado, que muchos de los datos que habían pasado a nuestro alrededor, que no advertimos, habían sumado su peso para el logro de la noche del 14. ¿Qué tuvo que ver la crisis, la guerra del Golfo, el cambio favorable para los extranjeros?¿Qué tuvo que ver el desastre del boliche Cromagnon? ¿Qué nuevos caminos se abrieron en los medios de comunicación, en las propagandas de los bancos, para que la realidad diera ese giro copernicano en la madrugada simultáneamente más fría y más caliente del año? ¿Cuál fue el peso verdadero de la salida de esta misma ley en España? ¿Qué vasos comunicantes hubo entre la península ibérica y Argentina? ¿Se daba la paradoja de que aquellos que habían traído la discriminación a estas tierras nos enseñaron a liberarnos de ella? A diferencia de las primeras quinientas páginas del libro, en donde fui un periodista que interpelaba la historia, que recorrió bibliotecas y archivos buscando dialogar con un pasado remoto o cercano, en estas nuevas 180 páginas fue testigo privilegiado -cuando no participante directo- de los acontecimientos narrados. Hubo 69 días entre la votacion en la Cámara de Diputados y la votación en Cámara de Senadores. En esos 69 días, lo “nefando”, aquello de lo que no se podía hablar explotó en el país y fue el único tema de conversación en la televisión, la radio, los diarios. Y de los medios de comunicación saltó a la calle, a los talleres, a las oficinas, a las mesas familiares. Surgieron hasta en las localidades más pequeñas grupos de jóvenes -y no tanto- que salieron a la calle a decir “sí, existimos”. Esa epopeya es la que permitió la salida de la ley y es la que cuento en estas páginas. Cómo desde Oberá a San Rafael, desde Azul hasta Frías hubo alguien que dijo: “Basta”. Cómo los sectores más reaccionarios de la religión en Argentina realizaron una estrategia equivocada, que les dio resultados pésimos; cómo participaron los medios de comunicación, las organizaciones de defensa de la diversidad sexual, los partidos políticos, los poderes del Estado; quiénes fueron y cómo jugaron los principales protagonistas del debate. Las anécdotas que, sumadas, dieron nacimiento a una épica nacional impensada, eso intenté rescatar en estas páginas. Y también, claro, el desarrollo minucioso de esa noche, desde el recinto mismo -con los encuentros y desencuentros más increíbles y la emoción de una plaza caliente a pesar de los dos grados bajo cero. Es una alegría enorme para mí poder compartir la crónica de una alegría no anunciada. La crónica que escribimos entre todos.

        13 comentarios:

        Carolina Cárcamo Ayala dijo...

        El adjunto del capítulo cuatro no corresponde.

        El Huije. dijo...

        Ya lo solucioné. Gracias por el aviso.

        Anónimo dijo...

        Cuando postearas las partes que faltan del libro? Desde ya muchas gracias!

        El Huije. dijo...

        Estoy trabajando en ello. Muy pronto estará disponible la parte VIII

        Francisco dijo...

        Hola! planean subir el resto?
        Un saludo!

        Chico de pueblo dijo...

        Es muuuuy bueno!! gracias por compartirlo, Soy profesor de historia y no dejo de sorprenderme!

        ETblog dijo...

        Hola "Huije". Todavía no puedo leer la parte cuatro. ¿Puede ser, o estoy haciendo algo mal? Gracias

        Ignacio Nicolás Alemán dijo...
        Este comentario ha sido eliminado por el autor.
        PiedraLibro dijo...

        Me pareció genial y muy interesante! Hay planes de subir las partes que faltan? Sería de mucha utilidad :)

        PiedraLibro dijo...

        Me pareció genial y muy interesante! Hay planes de subir las partes que faltan? Sería de mucha utilidad :)

        El Huije. dijo...

        ETblog, ¿probaste con descargar la parte 4. Yo la puedo ver sin problemas. En todo caso podés descargarla desde esta dirección

        https://issuu.com/huije/docs/historia_homosexualidad_en_la_arg_-_part4

        PiedraLibro: Estoy trabajando en las partes que faltan. Prometo que a la brevedad las empezaré a publicar nuevamente.

        Anónimo dijo...

        Muchas gracias!!!

        El Huije. dijo...

        Por nada